miércoles, 14 de noviembre de 2018

HEMOGLOBINA Y SALUD INFANTIL

Estos días en Pokhara estamos haciendo revisiones médicas a niños de varios orfanatos. Cuidadín con los orfanatos en Nepal, hablaremos de ello esta semana.

Es algo parecido a recoger miel en un panal, todos revolotean a nuestro alrededor y gritan en inglés y nepalés para hacerse oír. Tienen entre 5 y 18 años. Sofía organiza la "sala de espera" porque no hay demasiada colaboración por parte de los cuidadores, mide a los niños y les toma constantes antes de que pasen a ser explorados. 
Seguimos la pauta de revisión del "niño sano", buscando aspectos que son de especial interés como  hemoglobina en sangre, azúcar en orina, arritmia o taquicardia, hernias, criptorquidia (testículos no descendidos al escroto), caries, horas de sueño, alteraciones de visión/audición, etc. En principio, parece que el gobierno se encarga de la vacunación, pero no hay ningún registro escrito en los orfanatos... 


La hemoglobina es una proteína rica en hierro que se encuentra dentro de los glóbulos rojos y que transporta el oxígeno a las células. Más del 32% de los niños que hemos visto tienen niveles bajos de hemoglobina (niñas la mayoría). De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, los criterios de severidad son:

  • Anemia leve: hemoglobina entre 10-11 g/dl.
  • Anemia moderada: hemoglobina entre 8-10 g/dl.
  • Anemia severa: hemoglobina menor de 8 g/dl



  • En los niños que hemos visto hasta ahora en Pokhara hemos encontrado bastantes hemoglobinas entre 8,8 y 10 g/dL. Las principales causas de anemia, de mayor a menor frecuencia son: 

  • Deficiencia de hierro: principal causa de anemia infantil. 

    Hay un aporte de hierro disminuido por ingesta inadecuada (dieta pobre en alimentos ricos en hierro: huevo, pollo, pescado blanco, calamares, vísceras, espinacas, semillas, y deficiente ingesta de vitamina C: frutas y verduras frescas), y/o una absorción disminuida (vómitos, diarrea, consumo excesivo de antiácidos o bebidas carbonatadas).
  • Parasitos intestinales: los helmintos (gusanos) provocan pérdidas de sangre a nivel intestinal y se alimentan de sangre.
  • Leche entera de vaca: puede producir enteropatía perdedora de glóbulos rojos; los niños menores de 1 año no deben tomar leche entera de vaca u otros animales porque no la digieren adecuadamente. 
  • Infecciones: infección urinaria, citomegalovirus, fiebre tifoidea, paludismo, VIH, insuficiencia renal crónica. Tumores.
  • Deficiencia de vitamina B12 y/o ácido fólico: si en la dieta no se incluye leche, huevos, pescado, verduras verdes, fruta y vísceras. 
  • Intoxicación crónica por plomo: la exposición diaria a la contaminación ambiental que producen las fábricas de baterías, pinturas, etc.


  • Gracias a José Luis, un hematólogo del Gregorio Marañón, y al Centro de Transfusiones de la Comunidad de Madrid, disponemos de un medidor de hemoglobina en sangre capilar que nos hace un gran servicio para detectar este problema entre los niños y mujeres embarazadas. Es importante detectar precozmente este problema porque condiciona retrasos en el crecimiento y desarrollo psicomotor ya que hay una estrecha relación entre las cifras de hemoglobina y el funcionamiento del cerebro de los niños. El hierro es necesario para una buena conexión neuronal y para que funcionen los neurotransmisores (sustancias químicas que permiten la actividad eléctrica de las neuronas y la transmisión de la información).  Un déficit de hierro condiciona dificultades para el aprendizaje, bajo rendimiento intelectual, problemas cognitivos (percepción, memoria, lenguaje) y fracaso escolar.




    El mini-pinchazo en el dedo es siempre el "coco" de estas revisiones médicas, pero una vez que se lo hemos hecho ven que no era para tener miedo, mientras que lo de hacer pis en un vaso de plástico les hace mucha gracia. Son muy comunicativos, preguntan por todo, tienen muchas cosquillas, son como un huracán, así que terminamos agotados. Les regalamos una pulsera y dos globos después de la consulta para ir haciendo amigos. Algunos, como Nishan, son Da Vincis en potencia, haciendo "volar" un trozo de forespán con los globos. 

    Mañana tenemos previsto llevar al hospital a los que necesitan radiografía, ecografía o analítica y el sábado que no hay colegio, haremos los talleres de formación de educación para la salud. 






    martes, 13 de noviembre de 2018

    HIGIENE MENSTRUAL, UN DERECHO HUMANO


    El lunes salimos a las 6:15 del hotel de Kathmandu y llegamos al hotel de Pokhara a las 17:15h. Sólo 200 km separan las dos ciudades más importantes de Nepal, pero suponen ocho horas de autobús que incluyen tres “paradas técnicas” de 20 minutos.  Sofía había vomitado la noche de antes, así que “no tenía el cuerpo para jotas”. En cierto modo y a pesar de las incomodidades, el estar de viaje pudo permitirle descansar y rehidratarse.
    El albergue tiene vistas al lago Phewa y tuvimos suerte de llegar a tiempo para ver la puesta de sol. Pokhara, salvando las distancias, tiene un aire a Interlaken; además de ser mucho más encantadora (y barata) que Kathmandú. Una vez instalados leímos los correos y WhatsApps del día. Nos agradecían las revisiones médicas que habíamos hecho y el curso de formación sobre la menstruación. 



    En las zonas rurales de Nepal es relativamente común el Chaupadi. Consiste en tratar a las mujeres como impuras e intocables durante la menstruación; no se les permite tocar a los demás ni al ganado, entrar en las casas, el colegio o en los templos, ni usar las fuentes públicas. De hecho, han de pasar fuera de sus casas los días que dura el sangrado, lo que conlleva riesgos para su salud. Aunque no les gusta esta práctica a las mujeres de Nepal, la aceptan como parte de su vida. Respetan mucho los estándares de cultura, familia, miedo a Dios y comunidad, por lo que es difícil romper esta tradición. 

    La menstruación está todavía estigmatizada en muchos países. Se rodea de mitos, tabúes, silencios, vergüenzas y rechazos. Por otro lado, la educación y la salud son derechos humanos; es necesario que las niñas y mujeres de estos países reciban una información adecuada, pero tratando el tema con sensibilidad. Debe educarse teniendo en cuenta las percepciones culturales de la menstruación, entendiendo y atendiendo las implicaciones que conlleva. Hay que plantear alternativas de higiene que sean fácilmente aceptables.

    Para este curso de formación hemos utilizado el material docente de Menstrupedia (en inglés y en nepalés), un proyecto de profesionales de la India elaborado en 2014. Las niñas recibieron una bolsita con compresas, salva-slips y toallitas higiénicas, además de una pulsera y unos rotuladores. 

    Y otro aspecto importante, no hemos excluido a los chicos. Es imprescindible que ellos también conozcan la fisiología de la menstruación para romper barreras más fácilmente y desmitificarlo un proceso tan fisiológico como necesario para la vida. 

    domingo, 11 de noviembre de 2018

    LOS OJOS DE PALLAVI

    A las siete de la mañana, sin desayunar porque el cocinero no había llegado al hotel, salimos hacia Boudhanath, la gran estupa budista de Kathmandu, patrimonio de la UNESCO desde 1979 y situada en la ruta comercial del Tibet hacia la India donde los comerciantes se paraban a rezar, dar las gracias y descansar. La gran afluencia de refugiados tibetanos desde los años 50 ha favorecido la construcción de más de 50 gompas (monasterios) en sus alrededores. Los ojos de Buda están pintados en los cuatro lados de la torre de la estupa. Entre ellos, el número uno (en Sánscrito), que es símbolo de unidad. Y encima, el tercer ojo, símbolo de la sabiduría de mirar hacia el interior de uno mismo. Los trece escalones en forma de pirámide que hay por encima de la torre representan el camino hacia la iluminación.

    Este lugar transmite siempre paz y serenidad a pesar del bullicio que hay en su entorno. Muchos refugiados tibetanos se han instalado en la zona de esta gran estupa, además de centros de estudio y monasterios tibetanos porque es un lugar importante de peregrinación y de meditación para los budistas tibetanos. Muchos monjes estudiantes de dharma (ley religiosa) pasan largas temporadas en este barrio.

    Los niños que tutela CRECIENDO EN NEPAL, asociación presidida por el Lama Karma Tenpa, viven en esta zona. Esta Asociación sostiene la labor del hogar Poor & Helpless Girls Home (PHGH) de Purna Gurung y el proyecto Creciendo en Nepal, con el objetivo de ayudar a niños, niñas y adolescentes nepaleses cuyas madres tienen impedimentos económicos para proveerles manutención y acceso a la educación y cuyos padres (varones) están ausentes. Kumari Lama, la secretaria de esta Asociación, nos esperaba en Boudhanath junto con los niños que iban a pasar la revisión médica y participar en el curso de formación. Amontonados en varios taxis, fuimos a encontrarnos con Purna y las niñas del PHGH.

    Hicimos 25 revisiones médicas. Detectamos unos cuantos problemas que hemos puesto en tratamiento y/o que precisan pruebas médicas complementarias que llevaremos a cabo los próximos días en el hospital. Quedamos muy impresionados por la educación y corrección de todos ellos. Compartimos unos zumos y galletas en el jardín al terminar las revisiones médicas, antes del taller de "Higiene y fisiología de la menstruación" que impartió Sofía, enfermera-jefe donde las haya con habilidades docentes remarcables.
    Un aspecto importante y que siempre hemos cuidado en MONTAÑAS DE ILUSIÓN es jugar con los niños que atendemos en nuestros proyectos de salud, porque el juego tiene un papel fundamental en el desarrollo social, motor, cognitivo y afectivo de los niños. 

    Las niñas del PHGH son una preciosidad en todos los aspectos. Se nota que viven rodeadas de amor. Todas vestidas con un uniforme verde, camisa blanca y pañuelo claro, de un cierto aire colonial, pero muy favorecedor. Eran todo atención y colaboración a lo que les explicamos durante el curso de formación. Quedamos impactados por los ojos de Pallavi, una joven de 13 años. Ojos azul claro, de mirada fugaz y misteriosa, profundos y llenos de luz; a la vez curiosos y temerosos, inquietos y enigmáticos. Maravillosos. 



    Empezamos el día con los vigilantes ojos de Buda, que no sabes si te miran con complacencia o severidad. Lo terminamos con los inquietantes -pero serenos- ojos de Pallavi, que no se absorbían todo lo que decíamos y hacíamos. 










    sábado, 10 de noviembre de 2018

    AMOR FRATERNAL

    Ya estamos a "pleno rendimiento" y sin tregua de un orfanato a otro. Con emoción, porque en todos nos hablan de Paco, y también con dedicación, porque son muchos los niños que pasan por nuestras manos durante la revisión médica.


    El último y quinto día del Festival TIHAR se llama Bahi Tika. Este día, las hermanas ponen la Tika de siete colores en la frente de sus hermanos pequeños, en señal de protección y para desearles larga vida. Se intercambian regalos, guirnaldas de flores, comen dulces y se estrechan los lazos familiares. Quien no tiene hermano o hermana, se une a otros familiares o a amigos, porque todos han de recibir su Tika
    Este festival es el segundo más importante de Nepal, después del DASHAIN. Se hacen dibujos en las entradas de las casas y los salones, con flores, pétalos, arroz, semillas, legumbres, harina y arena de colores, que se llaman Rangoli para invitar a entrar a los dioses del hinduismo, especialmente a la diosa de la fortuna para que traiga prosperidad y riqueza para el nuevo año. 




    Cuando llegamos el viernes a Balmandir, quinto día del TIHAR, los niños estaban vestidos con camisa azul y las niñas con camisa roja, preparados para celebrar el Bahi Tika en uno de los patios interiores. Un total de 50, entre dos y seis-ocho años, realizaron el ritual junto con el director y el personal del centro mientras nos explicaban en qué consistía y qué significaba. Los críos lo disfrutaron mucho, algo parecido al día de Reyes Magos: colores, flores, regalos, dulces, canciones, familia, amigos y esa convivencia fraternal y amorosa que nos hace ver el mundo con otros ojos. Los niños estaban felices.


    En la nursería había 30 bebés de una semana a dos años, con los que estuvimos para darles los biberones y valorar algunas dermatitis. Como nos pidieron que examináramos primero a los niños que estaban pasando las vacaciones en Shipal, volveremos en unos días a Balmandir. Antes de marcharnos dejamos las leches sin lactosa, pañales, toallas y cremas para la piel de los culos que, como siempre, está bastante perjudicada.



    En Shipal se hospedan muchos niños y jóvenes con discapacidad psíquica, pero también los adolescentes que han estado primero en Balmandir. El domingo empiezan los coles en Nepal después de unas largas vacaciones, así que ayer era el momento de poder hacer las revisiones médicas. Examinamos a 30 niños en una sala que no reunía ninguna condición de higiene, intimidad ni mucho menos, comodidad, pero en peores plazas hemos toreado. Algunos eczemas y anemias, muchas caries, retrasos de crecimiento, es lo que más encontramos el viernes, además de las risas de los niños con los que también pudimos jugar a baloncesto. Aún quedan revisiones por hacer en Shipal, pero será la tercera semana de noviembre.



    El mundo se nos queda pequeño, en cada esquina de Kathmandu hay españoles. En Shipal nos encontramos con una pareja de ABA NEPAL que tenían varios pequeños apadrinados en Balmandir y Shipal, y también con dos jóvenes que estaban haciendo un documental para RUTA 6 que financia algunos proyectos de Balmandir (y Shipal). 

    viernes, 9 de noviembre de 2018

    EN EL MUNDANAL RUIDO

    Ayer jueves fue imposible tener una conexión internet medianamente decente, pero también poder ducharnos con agua caliente o comer a las horas previstas.

    Por la mañana fuimos a ver a Mikel a su oficina para agradecerle todo lo que nos ayudó para repatriar a Paco y dar apoyo a Carmen y Carolina. A pesar de los 25 años que lleva en Kathmandú, no ha perdido su acento vasco característico. Aprovechamos para revisar lo que quedó en mayo en los bidones que Mikel nos guarda en su almacén y organizarlo con el material que hemos traído esta vez.





    Esta es la parte que se hace más pesada, la de clasificar, organizar, re-empaquetar y re-etiquetar. Hacer la previsión de lo que vamos a necesitar en cada una de las actuaciones no es tarea fácil, pero forma parte de la logística imprescindible para movernos entre el "pa propia" y el "no te pases". En cualquier caso, nos pusimos "a la orden" de Sofía, enfermera-jefe, y en tres horas lo dejamos todo listo. Como siempre, tal despliegue de medicamentos y material médico llama la atención de los propios nepaleses y de los turistas, así que fuimos contestando a las preguntas de todos los que parecían interesarse por lo que hace la Asociación en Nepal.




    Quisimos comprar una pizarra blanca para los cursos de formación que vamos a impartir en los orfanatos, pero justo fuimos a escoger el peor día de todos, el de fin de año Newar. Todo el mundo estaba en la calle, el tráfico de personas, motos, bicicletas, rickshaws, coches, minibuses y camionetas por las callejuelas de Thamel camino de la plaza Durbar era un caos absoluto en vuelto en ruido, música, bailes y cantos. Cuando llegamos al "local markert" de New Road, estaba ya todo cerrado.


    Antes de acostarnos dejamos todo preparado para la visita a Balmandir: los botiquines pediátricos para las revisiones médicas de los niños, las historias clínicas, la leche en polvo para las diarreas, los pañales y toallitas, jabón para las manos, cepillos de dientes y dentífrico, cremas varias y ese tipo de cosas. Estas y otras cosas las hemos pagado con el dinero de los regalos de la Comunión de Babana, una niña de Balmandir que fue adoptada por unos conocidos de Paco que viven en Pamplona, que es un verdadero ángel.  



    miércoles, 7 de noviembre de 2018

    RUMBO A NEPAL

    De nuevo rumbo a Nepal. Cierto que está siendo difícil, muy difícil; pero las necesidades en Nepal siguen siendo enormes y la ayuda que llega más bien poca.
    Somos un grupo reducido los que venimos esta vez, una enfermera, un cirujano y un médico; aunque aquí contamos con colaboradores como Netra, Kalpana, Kumari, Purna o Mikel que multiplican nuestra aportación. Un poco con otro poco hacen UN MUCHO.

    Ayer, martes 6, embarcábamos en Barajas con 60 kg de medicinas para Nepal. Cosas de la vida, en el mismo momento que Isco, el nieto de Paco Valero llegaba a este mundo. Para unos será "casualidad", pero para muchos de nosotros esta nueva "coincidencia" nos hace sentir a Paco todavía más cerca de nosotros, acompañándonos en los pequeños proyectos de ayuda que tenemos en Nepal, recordándonos que hay que seguir adelante porque queda mucho por hacer.

    Son fechas tristes... estos días se han cumplido seis años de la muerte del Dr. JR Morandeira y seis meses de la muerte de Paco Valero, dos hombres muy vinculados con los niños y los montañeses del "país de las sonrisas", de Nepal; pero el mundo no se para por mucho que intentemos no reconocerlo. Cierto que la muerte de Paco ha sido muy sentida por todos nosotros, que nos pesa en el alma venir hasta aquí sin él, que le recordamos en todas las esquinas, que no terminamos de creérnoslo, pero después de haber visto ya a muchos amigos morir antes de lo que quisieran, me gusta recordar las palabras de Homero en La Ilíada:
    Morir es el destino,
    y cuando llega la hora del hombre,
    ni aún los dioses pueden ayudarle,
    por mucho que puedan quererlo.


    Hemos llegado a primera hora de la tarde a Kathmandú. Estos días las calles y casas de Nepal están adornadas con guirnaldas de luces y con flores, porque es la época del DASHAIN y el TIHAR, las dos festividades más largas y celebradas en Nepal. Algo así como la Navidad y Año Nuevo para nosotros, en las que se multiplican los deseos de amor, salud y buenaventura. ¿Otra coincidencia? No lo creo. Aquí estamos, siguiendo la estela de luz, flores y polvo de estrellas de Paco y José Ramón.


    lunes, 7 de mayo de 2018

    UN ANGEL, DE LA GUARDIA

    Querido Paco:

    Son las 22:20 en Nepal, hace una hora que ha despegado el avión de Katmandú. Tu cuerpo está en camino para volver con tu familia, tus amigos y compañeros. Ha sido un magnífico trabajo de equipo el que ha permitido que en menos de cuatro días estuvieran los trámites listos... ¡un récord para Nepal!  lo sabes tan bien como yo. Todos se han volcado: Mikel Leizeaga, el consulado en Katmandu, Carolina Marcos y Carmen Zorrilla, la embajada en Nueva Delhi, y también aquí la Guardia Civil, Aragón Aventura, tu familia, tus compañeros de Pamplona y de Jaca, Cesar y Marisol, hasta Jean Paul ha puesto su granito de arena.

    Sabes que por aquí no nos lo acabamos de creer, pero es muy cierto que ya no planificaremos juntos ningún otro viaje a Nepal, que no me  "vigilarás" para que no me caiga redonda cuando me baja la tensión,  que no tendré que "meterte prisa" cuando te entretienes hinchando globos a todos los niños que se cruzan en el camino, que no tomarás más "mango lassi" con nosotros, que no recorreremos los mayoristas de Katmandú buscando pulseras para los Guardias Solidarios... 


    Nos conocimos en 1996, cuando José Ramón Morandeira arrancó la primera promoción de los CUEMUM. Yo era una "pardilla" que empezaba en este mundo de la Medicina de Montaña. Tú eras uno de los profesores de montaña y de rescate que durante 18 años enseñó a cientos de médicos y enfermeros con profesionalidad, paciencia y entusiasmo. JR te había etiquetado como "oficial de enlace" entre la Universidad y la Guardia Civil porque seguías todo el proceso de formación técnica de los CUEMUM de principio a fin; te apreciaba mucho y su confianza no era fácil de ganar. Los médicos y enfermeros CUEMUM te recuerdan con cariño, y han sido muchos en estos 22 años.
     

    En cuanto supiste que la Asociación de Medicina de Montaña José Ramón Morandeira arrancaba proyectos de ayuda humanitaria en las montañas de Nepal, te ofreciste a colaborar desinteresadamente, al igual que en el Master de Urgencias en Montaña y Medios Inhóspitos (MUMMI) que recoge el testigo de los CUEMUM de José Ramón Morandeira. Trabajar codo con codo ha sido muy fácil. Has sido siempre un amigo, de los que están cuando las cosas se tuercen, un compañero para tirar del carro. 


    Tu visión de conjunto, tu criterio siempre honesto y libre de intereses, tu organización y prudencia, tu capacidad de observación, tu forma de entender la ayuda humanitaria, te convirtieron en piedra angular de la Asociación y en mi mano derecha en Nepal; además de que llegaste a ser todo "un experto" en pesar bebés con balanza de resorte, tomar tensiones con esfingo-manómetro, en medir los perímetros braquiales de los preescolares con cintas MUAC o en organizar las "avalanchas" de pacientes en el campamento sanitario itinerante. 




    No lo digo en broma, cuando se acercan con entusiasmo decenas de adultos y niños sobre la médico y la enfermera, poder decir eso de "a mi la Guardia Civil", da mucha tranquilidad y seguridad.







    Kumari, Purna, Netra, Tsering, Dawa, Ang, Mikel y todos nosotros, te llevamos en el corazón para seguir repartiendo MONTAÑAS DE ILUSIÓN en Nepal. A los niños de Tsum Valley, de Balmandir, de PHGH, de Creciendo en Nepal, cuando nos pregunten por ti, les contaremos que Paco les sigue enviando globos, balones y fruta en primavera y en otoño si se lavan bien las manos y los dientes.












    Podría contar muchas anécdotas de tu labor en los proyectos humanitarios en Nepal y de tu colaboración docente con los CUEMUM- MUMMI, pero esto es sólo una porción pequeñita de todo el bien que hiciste en este mundo. También has salvado muchas vidas, has ayudado a mucha gente en apuros, has hecho disfrutar de la montaña a esquiadores y barranquistas, has formado sanitarios-rescatadores, te has cuidado de los tuyos... has sido "un ángel, de la Guardia", pero otros se encargarán de hablar de ello.




    No depende de nosotros cómo y cuándo morimos, pero sí como vivimos. Y tú has dedicado tu vida a los demás. Estamos muy orgullosos de haber aprendido y trabajado al lado de uno de los mejores.

    "Un buen corazón es la mejor Religión". Dalai Lama.





    Esta noche, tu cuerpo vuela a miles de metros de altura mientras las banderas de Nepal elevan nuestras oraciones al cielo donde seguro está tu alma. Mañana por la tarde te recogemos en Barajas y te acompañaremos a Jaca.